En el mundo de las empresas mucho se habla de las estrategias de marketing digital y directo, de la optimización de los canales de venta etc… pero no tanto de un aspecto esencial del que todas la anteriores variables dependen intrínsecamente, la imagen o reputación de marca corporativa.

auditoría de marca - mercawise

Y es que no son pocas las empresas que se olvidan por completo de cuidar aquello que es más importante para ellas, como ven y valoran a la misma desde su target y mercado objetivo.

  • ¿Cómo definir una correcta auditoría de marca?

    En el desarrollo de cualquier acción corporativa debe primar el orden y la aplicación de un criterio objetivo para que los reportes generados nos añadan valor a la empresa. En una auditoría de marca pasa de igual forma.

      1. Comencemos por saber dónde estamos, cuál es nuestro punto de partida. Saber dónde nos encontramos y qué hemos hecho, o no hecho, para encontramos en este punto de partida.
      2. Conocer nuestra propia identidad corporativa.
        Una cosa tan básica como la de conocer y saber explicar cuál es la identidad corporativa, puede resultar para muchas empresas un verdadero quebradero de cabeza. Si desde nuestra propia empresa no sabemos definir nuestra identidad corporativa cómo, y de qué manera nos puede identificar nuestro target.
        Para ello debemos analizarnos y extraer aquellos atributos que fueron nuestro origen y por los que trabajamos en el día a día.

        • ¿Cuál es la misión de la empresa?
        • ¿Cuál es la visión que proyectamos?
        • ¿Qué objetivos perseguimos?
        • Concretar nuestro target
        • Definir nuestro mercado objetivo
        • Qué beneficios transmitimos a nuestros clientes.
        • Objetivo global de la empresa

        Estos y otros aspectos no solo deben ser concretados por la alta dirección, deben ser conocidos e interpretados por todos los trabajadores de la empresa.

      3. ¿Cuál es la imagen de marca que transmitimos? Si ya conocemos la raíz de nuestra empresa, el por qué se creó y para quién se creó, toca saber que perciben desde fuera, como nos valoran dentro de nuestro mercado potencial y que imagen de marca transmitimos a nuestro target.Debemos conocer con la mayor exactitud posible de qué manera ve y valora nuestro target a nuestra marca. Y en este punto debemos ser muy exigentes y estar preparados para escuchar valoraciones de todo tipo, muchas de las cuales seguramente no nos van a gustar.Sea cuales fueren estas valoraciones, positivas o negativas, no debemos olvidar el objetivo final de la auditoría de marca. Debemos, en todo caso, aprovechar el feedback generado por la propia auditoría para tomar las decisiones oportunas.En este punto serán de gran ayuda los Estudios de Mercado, una manera rápida, segura y sencilla de conocer aspectos como
        • ¿Cómo ven los clientes mi marca?
        • ¿Qué adjetivos calificarían a tu marca?
        • Conocer en mayor detalle a nuestro target
        • Valorar con criterios fundamentados el mercado objetivo actual
        • Qué ideales transmite la marca.
      4. Determinar cuál es la imagen ideal de la marca y cómo generarla.Conocidos a nosotros mismos, y averiguado cómo nos ven desde nuestro mercado objetivo y aquello que transmitimos al mismo, es hora de determinar que nos separa de aquello que en un principio queríamos proyectar y saber cómo debemos actuar para reconducir nuestra imagen de marca.

De tal manera, que con la información recopilada de la investigación de mercado podremos definir un “plan estratégico de marca” para proyectarnos en la mente del consumidor con una imagen distinta y más próxima a la misión, visión y plan estratégico de marketing de la empresa.

*